Sábado – Domingo 8 y 9 de septiembre

He amanecido a pocas horas de mi vuelta al trabajo, un poco resacoso y en el lado contrario al que suelo dormir. Eso solamente podía significar que Natalia se había quedado a dormir. El suave ronquido que asemeja sonar como una puerta vieja abriéndose y cerrándose continuamente me lo confirma. En una primera instancia pensé en despertarle sin más, pero opté por la sabia opción de dar vueltas en la cama hasta que escuché un murmullo que parecía decir “¿qué coño te pasa, tío?” Con la voz melosa que me deja el tabaco tras una noche de fiesta, intenté explicarle que nos habíamos quedado “un poco” dormidos. En el mismo tono, continué recordándole que nos tendríamos que haber ido al salir de Vinos, o al irnos de Churruca, pero claro, teníamos que haber ido al Arenal. Desde que empezó a estirarse hasta que se levantó de la cama, enumeró unas veinte veces que llegué tarde de hora, incluida la noche anterior y acompañando cada ejemplo con un “bobo” al final. Pese a que se ha levantado la versión de campeona de batallas de gallos de Natalia, hoy nada puede cambiar el humor con el que me he levantado. Vuelvo a la rutina tras una semana que reconozco que sobraba en mis vacaciones.

********

Ya en el vestuario ajetreo y muchos saludos. Llegando al puesto, más saludos, ahora acompañados de algún beso y abrazo que otro. Mi encargado me comenta que Alex, mi compañero habitual, sigue de vacaciones hasta el lunes y Óscar, “el nuevo”, irá conmigo hoy. Compañero nuevo para mí, ya que los más veteranos ya le conocían. Trabajó en la empresa pero aprobó unas oposiciones de bombero municipal hace cinco años, y ahora vendrá unos días de refuerzo para sacarse unos euros extra. Todo bien para ser el primer día. El intercambio de historias hizo que la jornada se hiciese muchísimo más amena, en la que Óscar se lleva en todas el premio a las más gores. Me llevo una impresión de persona muy válida e interesante. Ni me he acordado del traidor de Alex que en ese momento estaría en alguna ‘after’ en el que pusiesen “latineo”, estoy seguro.

**********

Ya he acabado, estoy “escarallado”, quizá si me hacía falta la semana anterior de vacaciones y tres más. Aún así aprovecho que amanece el domingo para hacer un viaje desde la salida del ‘curro’ hasta la provincia de Ourense. Pues los Álvarez Martínez se reúnen casi al completo y no me lo quiero perder.

Para la vuelta al cole