Los estereotipos que se muestran de España poco tienen que ver con la realidad actual del país. Los ‘tópicos’ (estereotipos) se usan como atajos mentales para clasificar a las personas rápidamente. Normalmente se equivocas, son dañinos a la vez que prejuiciosos.
Desde gobiernos anteriores se hicieron campañas turísticas done se mostraba a otros países el sol, las playas, los bailes de flamenco y las corridas de toros. Esto ha hecho que el mundo tenga una visión de los españoles como si de ‘Pocholos’ en un after se tratase…
Tierra de vagos y dormilones. La fama de que no nos gusta trabajar y que dormimos largas siestas está extendida en el mundo. Y una cosa es que nos guste la siesta y otra que podamos hacerla, ya que la mayoría no tiene tiempo dado a sus largas jornadas laborales. Tenemos vacaciones y horas de sueño menores a la mayoría de países europeos. ¿Por qué ningún ‘guiri’ compara ese número de horas que trabajamos con el número de horas que trabajan ellos?

maxresdefault.jpg
Tierra de playas y sol. Cierto es que España aparece como uno de los países europeos con más días de sol al año. (No conoce Santiago de Compostela el que hizo ese estudio) Las playas mediterráneas, baleares y canarias se llevan la fama pero los arenales del norte no tienen mucho que envidiarles. Las dimensiones de las playas, las afluencias de personas y el tamaño de los genitales al meterse en un agua u otra, dado a las diferente temperaturas, poco más…
Tierra de flamenco y toros. Por ahí fuera siguen relacionándonos con unas actividades que su práctica desciende cada año entre los españoles. Algunas comunidades autónomas no permiten las corridas de toros y en otras no se ha hecho un tablao flamenco en toda su historia. Al igual que la mayoría de la población española no sabe torear, tampoco sabe bailar flamenco. Básicamente porque su bastión es Andalucía y los bailes regionales en el resto no tienen apenas nada qué ver con él.
Tierra de jamón, paella y sangría. Entiendo que les guste el vino más que el agua, incluso hacer una paella más que una barbacoa, pero… ¡El jamón es nuestro motherfuckers! Los extranjeros no son tontos. ¿Por qué no les vale con Cruzcampo, tortilla francesa y un espetec de Casa Tarradellas? Cierto es que la sangría no es tan popular entre los españoles, como lo es entre los turistas. Los españoles prefieren beber buen vino tinto de famosas Denominaciones de Origen nacionales y la tortilla ESPAÑOLA. ¡Porque nosotros lo valemos!
Tierra de las fiestas. Sí, eso es cierto. Cada ciudad grande, pequeña y pueblo o aldea tiene una fiesta (mínimo) una vez al año. Muchas veces es en honor a su santo o santa patrono/a. A los españoles les gusta divertirse y la fiesta es el momento de hacerlo. Esta es la razón por la que muchos extranjeros vienen a visitar España, para ver y disfrutar de la fiesta por eso se inventó Magaluf. La mayoría de las fiestas son eventos muy coloridos, cuando los españoles visten sus trajes regionales y preparan las comidas que dan fama a su región salvo. ¡Todo excusas para poder celebrar nuestra fiesta! Y lo más importante… ¡EMBORRACHARSE!
Tierra de bellezas. Debido a la mezcla de razas, se puede decir que los españoles tienen los genes muy fuertes e impetuosos, y producen mujeres y hombres “guapos, guapos”. Uno sólo tiene que sentarse a la terraza de una cafetería y observar a la gente pasar para ver a personas físicamente muy hermosas. No conozco a una extranjera que no se haya ido del territorio español sin decir: ¡Chicos mucho buenos! O un extranjero decir: ¡Chicas mucho guapas!

Eres-culpable-de-postureo-07.jpg