maxresdefault.jpg

Desde hace años ha surgido un fenómeno que hace que asociemos actividades o situaciones con una parte lúdica que realmente ni es tan especial, ni es algo que salga de forma natural sino que es derivada de una moda seguida por gran parte de la sociedad. El postureo.
¿A quién no han tachado jocosamente de ‘posturillas’? Y es que el postureo es una actitud. Posturillas se nace y no se hace. El auténtico posturillas tiene más ‘postureo’ de esas señoras que van a ‘misa de doce’ y a la salida comentan que no han faltado un domingo.

MMO_3747_0AM3669a-620x330.jpg
Por su lenguaje son fáciles de reconocer. Utilizan frases como “Lo primero en que me fijo es en los ojos”, “el negro combina con todo”, “los animales son más listos que las personas”, “la natación es el deporte más completo “o “me ha gustado más el libro”.
Toman mucho café. Su favorito es el de grandes franquicias como ‘Starbucks’ acompañado de algo que llaman ‘cupcakes’ a lo que todo llamamos magdalenas. Suelen invitar a sus amigos a un ‘lunch’ a lo que todos llamamos “merendola”. Da igual si el día está soleado, nublado o con lluvia, ‘el auténtico posturillas’ siempre lleva una gorra con una visera hacia atrás y unas gafas de sol, eso sí, colgando del cuello. Por la noche intenta conjuntar con sus veintisiete amigos el estilismo y el peinado al máximo, muchas veces llegando a ser clones más perfectos que el de la oveja ‘Dolly’.

Eres-culpable-de-postureo-07.jpg
Les gusta ver las películas en versión original y nunca ven series españolas. Les gusta hacerse ‘selfies’ que acompañan de una frase filosófica, ponen un hashtag con un saludo seguido del mes, el día o la estación en la que se encuentra en Twitter y su Facebook tiene hasta fotos de los tickets de su último viaje a Londres…