“El buen tiempo me anima. El mal tiempo me desanima. Dejando a elección de cada uno qué es buen o mal tiempo. “

El clima siempre acaba siendo el tema por antonomasia utilizado por el ser humano para trazar líneas sociales. Un éxito incomprensible dado a la brevedad del asunto en cuestión. Hace más o menos frío y más o menos calor. Es que no hay más…

“He estado en Las Palmas, ¡un calor!” ¿Qué esperabas que nevase cada 10 minutos en Canarias?1.jpg

“He estado de viaje en Siberia… ¡Un frío!”  Pues claro, si te vas al tercer sitio más frío del mundo después de Burgos y Valladolid, pues seguro que hará frío.

1.jpg

Siempre que pienso en meteod… metorod… metoreo… en la previsión del tiempo, pienso en que ser presentador del tiempo es uno de los mejores trabajos de la televisión, sólo superado por sacar los números premiados de la lotería. La proporción calidad de trabajo/Tiempo es muy asequible. Excepto en TVE, que cada día hace que el programa dure más y más.

Anticiclones, borrascas, estable o inestables. Son términos que han sido utilizados siempre los meteorólogos y ya estamos más que acostumbrados a encontrarnos con ellos. No sé si ha sido el intento de La Sexta al poner a un presentador cómico como Javier Gómez o la existencia de foros de internet con referencia al clima, el caso es que ahora ya no cae lluvia: caen precipitaciones. Ya no vienen los vendavales y las ventiscas: ahora vienen las ciclogénesis explosivas. Hasta el verano e invierno de toda la vida, ahora se llama “Ola de calor” y “Ola de frío”.

Se empieza con términos técnicos y se acaban diciendo barbaridades o… ¿soy yo el único que piensa que ‘Flujo cálido y húmedo de la troposfera’  suena cómo a algo muy sexual?