Eloisa, una señora que acudía al programa de Canal Sur de Juan y Medio, se queda dormida en directo. El presentador, al percatarse de la modorra con la que reposaba la mujer, hizo que todos saliesen de plató e hiciesen creer a la ‘SLEEP’ Eloisa que el espectáculo había concluido. “¿Qué he salido dormida en directo?” “¿Qué ha llamado mi hija?” Son las primeras palabras que esbozó la señora tras despertarse.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras esta genialidad, se me ocurrió escribir las ‘yayas’ que tienen una relación con la ‘tele’ más allá de contestar al teléfono de casa cuando suena en una película o no parar de decir lo guapo que es Jorge Fernández cuando ven ‘La ruleta de la suerte’. Un homenaje a esas ‘matures’ que salen a menudo en la “pequeña pantalla”.

si escribo de maduras y televisión, no puedo empezar por otras que no sean ‘Las Campos’: La evolución de Terelu Campos ha querido que cuando se junta con su madre ya no se sepa quién de las dos tiene más perfil de ‘veterana’ y eso María Teresa lo aprovecha. Las Kardashian españolas, cuentan con su propio docureality donde, principalmente, podrás verlas desayunar, comer y cenar mientras se lanzan ‘zascas’, muy de la tendencia de Mediaset.

 

 

 

 

Dejo Telecinco, para trasladarme a las remotas mañanas de Televisión Española, o como le llaman las abuelas: “La de todos”. Un laureado Manuel Torreiglesias (Pum, Pum!) lo petaba entre los ancianos con su programa ‘Saber Vivir’. Mientras una colaboradora hacía su sección de alimentación saludable, una señora del público, con no muy buena cara, sacaba una bolsa de plástico en la que luego, allí, en vivo y en directo, arrojaba, con la atenta mirada, del que pienso que era su familiar. A partir de ese día, entre mis amigos tradujimos una noche de borrachera por la expresión. “Llegar a casa como La señora ‘Saber Vivir’”

 

 

 

 

 

 

En tercer lugar, Sor Beatriz, la más adulta de las monjas de ‘Canal Cocina’, que junto a su compañera, Sor Liliana nos traen un amplio repertorio de dulces tradicionales y platos celestiales. En su programa, deja que su compañera lleve la batuta, dado que recuerda las recetas bien y las pone en práctica. Sor Betty, la hermana rebelde, es la que la lía parda y la que pone patas arriba la cocina. Si cree que no está bien lo que está haciendo Liliana, no duda en corregirle con un “no me gusta mucho como queda” o suavizándolo un poco diciendo “otros días te tiene salido mejor”. Además, también podemos verla junto a otras hermanas recorriendo el convento o realizan actividades tan divertidas como planchar, procesiones en el jardín del convento, bordar u orar, aunque una vez (fuera coñas) la vi jugar al baloncesto.

 

 

 

Herminia de ‘Cuéntame’. La abuela de España. Sobrevivió a la guerra, atentados, al ácido úrico e incluso a la primera visita a la ginecóloga. Y es que el personaje que interpreta María Galiana es la principal referencia de señora que tenemos en toda la parrilla de televisión reflejando a esa abuela protectora que preparaba ‘pan con chocolate’ para merendar y que te daba la paga envuelta en papel de aluminio como si fuese un trapichero federado.

 

 

En un último lugar, pero no menos importante, no me quiero olvidar de las señoras anónimas que son entrevistadas por los reporteros de informativos y espacios de entretenimiento. Las clásicas “¿Esto para qué canal es? ¿Y cuándo lo ponen?”, las elitistas “Eso son cosas muy modernas para mí”, las desconfiadas “¡Si es para venderme algo no lo quiero eh!”, las enamoradizasEse cámara está muy bueno. Si tuviese unos cuantos años menos”, Las reivindicativas “El alcalde que de trabajo y se deje de carreteras”, las que cuentan su vida Voy con prisa que voy a zumba y a Pilates” o las reivindicativas y ‘cuenta-vidas’ a la par “Mi yerno está en paro, y así no se puede, el alcalde que le de trabajo y se deje de carreteras.” Para todas ellas, GRACIAS.